París en 10 pinturas

por nicolaspena


 

Pocas ciudades han albergado en simultánea a tantos genios del arte como París, especialmente en los albores del siglo XX. Gracias a ello, hoy es posible recorrer la Ciudad Luz a través de grandes obras que representan sus calles, sus monumentos o la vida de sus habitantes.

Marc Chagall – París a través de la ventana, 1913

Los enamorados que protagonizan de los lienzos de Chagall levitan con igual tranquilidad sobre los paisajes de su natal Vitebsk (Bielorusia) y de la capital francesa. El pintor desarrolló su obra recurriendo a las locaciones de su infancia, al folclor de su tierra y a las tradiciones de su herencia judía, a la vez que fue influenciado por el aire vanguardista del arte que se respiraba en París en las primeras décadas del siglo.

Claude Monet – La Gare Saint Lazare, 1877

Cualquier pasajero desprevenido que llegara a la estación más grande de París en el invierno de 1877 podía encontrarse a Claude Monet con su caballete pintando la llegada de las locomotoras y, sobre todo, estudiando los efectos que el vapor tenía sobre el color y la luz. La obra no solo es impresionista por la importancia que le otorga a estos últimos elementos sino también por tener un tema netamente contemporáneo.

Eugène Dellacroix – La libertad guiando al pueblo, 1830

Ícono de la pintura universal, símbolo de la revolución francesa y tal vez el segundo huésped más ilustre del Louvre, después de la Mona Lisa, este cuadro de 1830 tiene en su horizonte a la catedral de Notre Dame cuya primera piedra se puso en 1163, lo cual le permitió ser testigo de algunos de los acontecimientos más trémulos de la historia francesa.

 

Édouard Manet – Música en las Tullerías, 1862

A este cuadro atiborrado de personajes y espesa vegetación le cabe hasta un autorretrato del mismo Manet (de sombrero de copa en el extremo izquierdo). Las Tullerías, hoy un parque público y en esa época un jardín de la corte del emperador Napoleón III que algunos días de la semana se abría a los franceses, es el escenario de esta pintura que muchos consideran precursora del impresionismo. La ocasión es un concierto y, aunque no se ven los músicos, sí se evidencia el agitado ambiente social. La pintura causó revuelo por diversas razones: desde el su tema contemporáneo, hasta la forma de pintar con un fuerte contraste de colores y gruesas manchas que sustituyen delicados trazos.

 

Giorgio de Chirico – Gare Montparnasse (La melancolía de la partida), 1914

El vacío y la melancolía que se apoderan de los lienzos de Giorgio de Chirico se hacen evidentes en esta pieza que lleva el nombre de una de las estaciones más importantes de París. Pintada mientras el artista residía en la ciudad, incluye algunas de las características más frecuentes de su obra vinculada al surrealismo, desde el extraño racimo de bananos o las sombras elongadas, hasta el tema recurrente del viaje y abandono.

 

Camille Pisarro – Avenida de la Ópera, 1898

Cuenta la historia que el pintor nacido en la isla de St. Thomas, quedó tan maravillado con la vista que había conseguido desde su habitación en el Hotel du Louvre –hoy propiedad de la cadena Hyatt, que realizó un total de 11 retratos de la Avenida de la Ópera, en diferentes momentos del día, y coronada por el Pailais Garnier, culminado en 1875 para albergar la ópera de la ciudad. Sobre esta vista, el pintor escribió en una carta: “¡Es muy bonito! Quizá no sea muy estético, pero estoy encantado de poder pintar estas calles de París que solemos llamar feas, pero que son tan brillantes, tan luminosas y tan vivas. Son totalmente diferentes de los bulevares. ¡Son totalmente modernas!”.

Piet Mondrian – Place de la Concorde, 1938-43

Esta, una de las últimas obras del pintor danés, quien también residió en París por cerca de 15 años, es todo menos una representación fiel de la popular plaza que da inicio a los Campos Elíseos. Tampoco se trata de un plano arquitectónico, como muchos podrían pensar. De hecho, el título es la única pista sobre el tema de la obra que ejemplifica a cabalidad el estilo pictórico de Mondrian: una abstracción de la realidad en formas elementales y colores primarios.

 

Pablo Picasso – Vista de Notre Dame de París, 1945

Esta obra posterior del español nos recuerda que uno de los más grandes íconos del arte moderno tuvo también una relación muy cercana con la Ciudad Luz, a la que viajó por primera vez en 1900. En esta obra cubista, la geometría de la Catedral se pierde en un rompecabezas de referentes urbanos. Vale la pena considerar que entre esta pintura y Las señoritas de Avignon, pintura que para muchos inauguró el cubismo, pasaron casi cuatro décadas.

renoir-moulin

Pierre-Auguste Renoir – Baile en el Moulin de la Galette, 1876

Este Molino, corazón de la vida social del barrio Montmartre, daría para un artículo completo de este blog. No solo fue tema en las pinturas de Renoir, sino que también fue retratado en múltiples ocasiones por un tal Vincent Van Gogh, que en 1886 llegó a la ciudad para vivir con su hermano menor.

¿Otros que lo pintaron? Picasso y Lautrec. Esta es quizás la pintura más famosa elaborada en el Moulin de la Galette y, sin embargo, no lo muestra. Lo que sí retrata es su entorno y su fama como un lugar en el que la clase trabajadora se reunía al terminar sus jornadas. En la actualidad, este ícono de la Belle époque de Montmartre alberga un restaurante.

 

Henri de Toulouse-Lautrec – Moulin Rouge: La Goulue, 1891

Las litografías del famoso artista francés –principal testimonio histórico de los cabarés parisinos y del bohemio y noctámbulo distrito de Montmartre en los albores del siglo XX- excedieron la popularidad de sus otras obras. Este, en particular, es un cartel promocional para una bailarina de cancán, a presentarse en el Moulin Rouge, un establecimiento de gran popularidad, y baja reputación, que había abierto al público dos años atrás.

¿Tienes algo que decir? Comenta

Este es un espacio de participación de los usuarios. Las opiniones aquí registradas pertenecen a los internautas y no reflejan la opinión de Publicaciones Semana. Nos reservamos el derecho de eliminar discrecionalmente aquellos que se consideren no pertinentes.

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Quiero ser Bloguero

×

Código de ética

×

Términos y condiciones

×

×